¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
Estructura de la misa de las familias que seguiremos según se ha ido recogiendo de comentarios, ideas y sugerencias de varias personas de la asamblea, sin apartarnos de la Instrucción general del misal romano
 
:
  1. Proclamación de la lectura y el salmo:
    1. Seleccionar a adultos o niños que sepan leer muy bien.
      A ser posible se les proporcionarán las lecturas con tiempo suficiente para prepararlos.
    2. Para subir al ambón debe situarse el/la salmista a la derecha y el/la lector/a a la izquierda. Subirán acompañados por su catequista.
    3. Cuando se acerquen al presbiterio, por la alfombra roja, se detendrán antes de subir y realizarán una inclinación de cabeza hacia el Sagrario.
      Hay que procurar que estén sentados lo más cerca posible del presbiterio para reducir el tiempo de inicio de las lecturas.
    4. Subirán por la alfombra hasta el altar y, desde ese punto el/la lector/a se dirigirá al ambón y el/la salmista se situará junto a la pared. Es indiferente si se queda de pie o se sienta en el asiento.
    5. Hacer especial hincapié en que al proclamar el tecto final "Palabra de Dios" sea de forma firme, sin dudas ni laxitud en su declamación. Debe quedar claro que es una afirmación de que es la palabra del Señor.
    6. Cuando termine el/la lector/a dará un paso hacia atrás y se girará para que le sustituya el/la salmista, mientras el/la salmista avanzará y se colocará sobre el ambón.
    7. La fórmula del salmo será cantada por el coro. El/la salmista debe saber que debe esperar a que empiece el coro, que repetirá dos veces la fórmula sólo al principio.
      En el caso de no haber coro, debe empezar a leer la Fórmula (Texto que se repite) para que la asamblea sepa lo que debe repetir, a continuación, mirando a la asamblea para indicar que deben repetirla, la repetirá en conjunto con la asamblea.
    8. Desde este punto debe leer los hemistiquios (secciones del salmo) y, al finalizar debe mirar a la asamblea antes de esperar el canto de la Fórmula/proclamar la Fórmula.
    9. Al finalizar debe dar un paso atrás para indicar al lector/a que ha terminado y dirigirse frente al altar sobre la alfombra para descender del presbiterio.
    10. Al bajar del presbiterio, al final de la alfombra, deben girarse para inclinar la cabeza ante el Sagrario antes de volver a su sitio. 
  2. Oración de los fieles:
    1. Se tendrán listas hasta un máximo de 6 peticiones. Para hacerlas un poco más cercanas al ambiente familiar procuraremos que empiecen por: Te pedimos Señor...
    2. La serie de intenciones de ordinario será:
      1. Por las necesidades de la Iglesia.
      2. Por los que gobiernan y por la salvación del mundo.
      3. Por los que sufren por cualquier dificultad.
      4. Por la comunidad local.
      5. Por la celebración del día o suceso relevante local.
        NOTA: Se recomienda presentar las preces al celebrante para que las conozca y se le de la oportunidad de sustituir alguna si lo requiriera el domingo.
    3. Saldrán hasta 6 niños hacia el presbiterio para colocarse a la izquierda del sacerdote (a la derecha del altar) teniendo el/la primer/a niño/a el folio con las peticiones.
    4. Cada niño/a leerá la petición correspondiente con claridad. Al finalizar proclamará "Te rogamos Señor", a continuación, pasará el folio al compañero/a y se dirigirá a la derecha del sacerdote sin olvidar detenerse frente al Sagrario y realizar la inclinación de cabeza.
    5. Una vez finalizadas todas las peticiones volverán a su sitio de forma ordenada y sin correr.
  3. Ofrendas:
    1. Hay que preparar el copón con formas sin consagrar y la vinajera de vino en la mesita auxiliar cercana a la sacristía.
    2. Se presentarán por dos niños/as (No importa si son del mismo o distinto sexo).
    3. Uno llevará el copón y el otro la vinajera.
    4. Se prepararán en pareja para acercarse al presbiterio cuando se hayan retirado los compañeros de la oración de fieles y el sacerdote esté preparado.
    5. Primero se entregará el pan y luego el vino sin moverse de su posición en pareja.
    6. Una vez el sacerdote tome el vino los/las niños/as volverán a su sitio de forma ordenada y sin correr.
  4. Moniciones:
    1. No se realizará ninguna monición para crear una línea de continuidad entre las distintas Misas, además así se permite al Coro realizar su servicio al oficio de una forma más clara y sin cambios.
    2. Por lo anteriormente expuesto se omitirá todo tipo de monición en la Misa de familias que no realice o indique el sacerdote.